Una Ruta Distinta: De Huamachuco A Pomabamba

OLYMPUS DIGITAL CAMERAVolver a Perú nos significó elegir nuevas y diferentes rutas. No queríamos por nada repetir los mismos caminos que hicimos al subir hacia Ecuador. Volver a Chile es mi meta ahora pero quiero evitar al máximo las autopistas principales y el asfalto.

Desde el pueblo Huamachuco hacia Pomabamba calculábamos unos 485 kms aproximadamente, lo cual nos tomaría un par de días en hacer. El objetivo es llegar nuevamente a la Cordillera Blanca pero por una ruta paralela a la recorrida anteriormente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAvanzar en la ruta y poder disfrutar de ella al mismo tiempo, es algo que nos exige cierta disciplina. No quieres que se te haga tarde en uno de esos estrechos caminos. A pesar de que nos brindan un paisaje alucinante entre montañas y acantilados, son enormemente peligrosos para manejar sin luz.

La belleza del paisaje es algo que merece ser contemplado lo más posible, por lo que manejar de día y aprovechar la mañana, es algo fundamental para viajar tranquilo y sin apuro.  

Esta ruta nos regalo el tiempo y el espacio para estar solos en contacto con la naturaleza y rodeados de bellos lugares.

Una ruta alternativa con entretenidos caminos de ripio, perfectos para el off road. Pudimos disfrutarla mucho, nos detuvimos a hacer un delicioso picnic a orillas del camino, mientras esperábamos que abrieran el paso. En 2 puntos de la ruta nos pillamos con la vía cerrada. Maestros realizando mantención y mejoramiento de los caminos más peligrosos. Son tan estrechos que solo pasa un auto a la vez. OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl hecho de encontrarnos con el paso cerrado nos hizo esperar mucho por lo que se nos hizo muy tarde. No estaba en nuestro plan, pero debíamos detenernos lo antes posible para armar nuestra carpa. Era imposible encontrar hostales en medio de esas montañas.

Llegamos a Bambas, un pequeño mini pueblo con una plazita y una pequeña iglesia. Había luz y agua en la plaza, pero ninguna planicie como para poner nuestra carpa. A un costado de la iglesia fue el único lugar que encontramos que serviría para dormir derechos y no en bajada. Así que nos instalamos ahí.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Nos pusimos a cocinar en plena noche, bajo las estrellas, muy agradecidos de poder estar haciendo de manera muy simple una rica cena, acampando en mitad de la ruta, en un lugar increíble. Cuando estábamos cenando se nos acerca una pareja de campesinos muy humildes a saludarnos y a ofrecernos cualquier cosa que necesitáramos. Un encanto de personas muy atentas y amables. Al otro día en la mañana, pasa la misma señora a preguntarnos como habíamos dormido. 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERABambas definitivamente nos dejó un calorcito en el corazón, la amabilidad de los lugareños y la simpleza de esas montañas nos dejan una imborrable sonrisa. Una experiencia que me hizo recordar y tomar consciencia de que la amabilidad en las personas es el resultado de su libertad y felicidad interior. Un lugar que espero algún día volver…      

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s